Noval Junquera e hijos debe demoler el ahumadero - El Periódicu
449
post-template-default,single,single-post,postid-449,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Noval Junquera e hijos debe demoler el ahumadero

Alcaldía ordena el cese del uso del ahumadero sin licencia y la empresa deberá demolerlo en un plazo de dos meses. Los requerimientos provienen del procedimiento de protección de la legalidad urbanística y queda por resolverse el procedimiento sancionador por la infracción urbanística calificada como “grave” en la resolución de Alcaldía.

 

Mediante resolución de la Alcaldía con fecha 29 de enero, el Ayuntamiento de Noreña inició un procedimiento de protección de la legalidad urbanística requiriendo a la empresa Junquera e hijos S.L. la demolición, en el plazo de dos meses, del secadero construido sin licencia. La denuncia de Izquierda Unida de la irregularidad en la fábrica familiar de Francisco Noval, por aquel entonces teniente alcalde y concejal de desarrollo local, desembocó en una dimisión histórica tras asumir la empresa los hechos, justificándolo como una necesaria decisión empresarial.

Según se dirime de la resolución, Ayuntamiento ha constatado que la obra de construcción de una nave adosada a la construcción principal y uso de ahumadero sin licencia, es “ilegalizable” y constitutiva de infracción urbanística grave. La alcaldía ha ordenado el inmediato cese del uso del ahumadero y requiere la demolición de la construcción en el plazo de dos meses.

La resolución es de 29 de enero y se dio cuenta de ella al plano en la sesión de febrero, y solo hace referencia al procedimiento de restablecimiento del orden jurídico perturbado que es independiente del proceso sancionador por la presunta infracción urbanística de carácter grave. Por lo que todavía habrá que esperar a que se incoe y se resuelva este procedimiento para conocer finalmente la sanción. El plazo para resolverlo, a contar desde la incoación, es de seis meses ampliable otros seis. Según se recoge en el Decreto Legislativo 1/2004 del Principado de Asturias las infracciones urbanísticas se sancionan con las multas determinadas, dependiendo del valor de la obra realizada y del beneficio económico derivado de la infracción, de la siguiente forma: Las “leves”, con multa de 150 euros a 6.000 euros, las “graves”, con multa de 6.001 euros a 300.500 euros y las muy graves, con multa de 300.501 euros a 1.202.000 euros.

Todos los grupos de la oposición demandan transparencia y más información por parte del equipo de gobierno. “Alcaldía deniega a la oposición el expediente”, denuncian desde Izquierda Unida que tiene solicitado además varios documentos relacionados como el informe de la oficina técnica sin que se les facilite. En el último pleno, el equipo de gobierno no respondió a ninguna pregunta.

Noticia publicada en EL PERIODICU nº7

Comparte en: