Y el Picadillo se celebró y se disfrutó - El Periódicu
1697
post-template-default,single,single-post,postid-1697,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Y el Picadillo se celebró y se disfrutó

Noreñenses de todas las edades celebraron en las ventanas las Fiestas del Picadillo y el Sabadiego este sábado 25 de abril, coincidiendo con San Marcos. Noreña amanecía engalanada, la vecindad se volcó para que la villa condal, y las zonas rurales, adquirieran una ambientación de fiesta popular nunca visto.

No faltó el Pregón, que se tuvo que adecuar a las circunstancias, y no faltó lo más importante: la celebración. En las ventanas no faltó el picadiellu ni el sabadiegu, acompañados de patates, de tortos, de adobu…al gusto. Tampoco faltó la sidra, que se escanció en ventanas, balcones, cocinas y…donde se pudo.

La diana floreada, megafoneada por el mediatico Raimundo, abría la veda a la celebración. Tras él, en moto, el fotoperiodista local Álvaro Fuente captaba el espíritu de este San Marcos 2020. Como pequeña muestra, las fotos que ilustran esta noticia.

Hubo música en las diferentes calles, los vecinos o vecinas más marchosos amenizaron la sesión vermú. Por la tarde, Fran Casero ofreció en las redes sociales, en directo, una sesión bailable para continuar la fiesta en casa.

A las, ocho de la tarde, tras los aplausos de reconocimiento a los trabajadores de la sanidad, de nuevo la música volvió a las calles, se charló de ventana a ventana, se tomó algo y se cerró un sábado del Picadillo histórico que, a pesar de todo, resultó una alegría y una carga positiva para seguir con fuerza el confinamiento.

Nunca pensaron Los Caballeros de la Orden del Sabadiego cuando organizaron la I Fiesta del Picadillo en 1988 que algún día acabaría celebrándose de esta manera. Nadie nunca lo pensó. El caso es que los y las noreñenses lo celebraron.

 

Comparte en: