Difícil pero para nada imposible - El Periódicu
2659
post-template-default,single,single-post,postid-2659,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Difícil pero para nada imposible

El Condal depende de sí mismo para lograr una permanencia en Tercera que se juega cotra Navarro y Colunga.

 

Once inicial condalista este domingo

La derrota del domingo contra el Avilés Stadium en el Alejandro Ortea fue un duro varapalo. Al Condal se le escapó una victoria en el tramo final del partido cuando ganaba 2-0. La derrota pone en dificultades al equipo noreñense para lograr salvar la categoría en esta temporada tan atípica. Difícil pero para nada imposible. El Condal depende de sí mismo todavía a falta de cuatro jornadas.

Colunga y Navarro son sus rivales directos en esta lucha por la permanencia. El Colunga suma tres puntos más con los mismos partidos disputados pero este fin de semana visita a un Mosconia en racha que quiere certificar la permanencia en su feudo. Por su parte el Navarro suma seis puntos más, pero con un partido más disputado y deberá descansar una jornada (la última), por lo tanto le quedan por disputar tres partidos y uno de ellos es contra el Condal.

Así las cosas, el Condal depende de sí mismo para salvarse pero para ello deberá comenzar ganando el próximo domingo al Vallobín en Oviedo/Uviéu y cambiar así la dinámica. En la siguiente jornada habrá un enfrentamiento directo Navarro – Colunga y visitará Noreña un Mosconia que podría estar ya salvado.  La penúltima jornada depara un enfrentamiento directo Navarro-Condal. Y en la última al Navarro le toca descansar y por tanto no sumará. En el Alejandro Ortea el Condal recibirá a un Praviano ya salvado.

Sin duda puede ser un final de infarto a la vista del calendario. Una victoria en Vallobín amplifica las posibilidades de éxito condalista. Todavía queda mucha tela que cortar, no será fácil pero para nada es imposible.

Comparte en:
Tags: