Ni irregular, ni precario - El Periódicu
2696
post-template-default,single,single-post,postid-2696,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Ni irregular, ni precario

El “World Champion” de la cuatreada, conserje del Colegio Público Condado de Noreña y probo empleado del Ayuntamiento de Noreña, Bernardo, ha demostrado previo paso por el Juzgado de lo Social Nº1 de Oviedo, que su situación en la vivienda, hogar de su familia desde hace 21 años, ni era irregular, ni se encontraba en precario como afirmaba la notificación que le fue enviada y firmada por la alcaldesa en funciones. La sentencia, que no es recurrible, protege los derechos de Bernardo de manera cristalina e inapelable, dejando en pésimo lugar la actuación del Ayto. de Noreña con este intento de desalojo de una familia, de mala manera y sin necesidad alguna. Ni siquiera tienen un proyecto para usar esa vivienda. Para más inri, los responsables de este desaguisado, doña Ana González (alcaldesa en funciones), don Alejandro Suárez (concejal de Personal) y don Pelayo Suárez (teniente de alcaldía) no solo no se ponen colorados, sino que además insisten en culpabilizar al trabajador por no haber abandonado mansamente la vivienda que le corresponde dada su relación laboral con el ayuntamiento según señala la jueza que firma la citada sentencia.

En el pleno ordinario de mayo, los anteriormente citados responsables (desconozco si hay más) rozaron el paroxismo en sus intentos de darle la vuelta a una sentencia que es la segunda que “palma” en dos meses este ayuntamiento en favor de dos trabajadores y por la misma cuestión: una modificación sustancial de sus condiciones de trabajo. Don Pelayo Suárez dijo, a modo de ¿justificación?, que se intentó llegar a un acuerdo con Bernardo durante la celebración del juicio y no aceptó. Ay madre!! después de haberle tratado como un “okupa” de los de patada en la puerta ¿qué esperaba? un poquito de seriedad…

Quedan más juicios pendientes con otros trabajadores, casi todos los representantes sindicales (pasados y presentes) tienen abiertos uno o varios expedientes, en fin, las relaciones del equipo de gobierno (IPÑ) con los trabajadores han tomado una deriva que no beneficia a nadie, ni al ayuntamiento, ni a los trabajadores, ni al resto de la ciudadanía de Noreña. Solo beneficia al gremio de los juristas. Llevamos camino de batir el record de gastos judiciales en este mandato, si no lo hemos hecho ya.

Los concejales que estamos en la oposición, coincidimos en el análisis y valoración de la situación. Junto con los representantes de los trabajadores (CSIF) hemos pedido volver a la Mesa General de Negociación, como siempre estuvimos hasta que IPÑ decidió dejarnos fuera. La idea era y es ayudar a desbloquear esta perniciosa situación que además genera un ambiente laboral nada deseable. La respuesta ha sido doblemente negativa, por un lado negar la mayor (no existe situación anómala) y por otro seguir dejando fuera de la MGN a todos los miembros de la oposición, “Mantenella y no enmendalla” parece ser un leitmotive del equipo de gobierno municipal, cuando lo que se necesita es más reflexión, más empatía y capacidad de negociación.

Comparte en: