El Faro de Ortiguera (XVIII) - El Periódicu
2822
post-template-default,single,single-post,postid-2822,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El Faro de Ortiguera (XVIII)

Había un anuncio en TV3 que decía “Había un equipo que ganó cuatro ligas. Había un equipo que ganó una Copa de Europa. Vuelve el Dream Team”.

El Cangués era un veterano, décadas de trayectoria. Ganó ligas, ganó Copas de Europa,… pero como los grandes equipos se vino a menos. No ganaba ni el Trofeo de la Galleta. Se quedaron los auténticos, los socios de pro, los forofos…Chupito, Trampas, Pin, Blanquín y alguno más.

La presidenta Ramona siempre confió en el entrenador. No ganaba un partido pero sabía que Plácido lo daba todo por el equipo. El vestuario a veces se convertía en un polvorín, al Mister lo expulsaban en todos los partidos pero los sábados por la tarde, cuando se reunían en la esquina, siempre se reafirmaban.

Todo era comedia para los equipos contrarios, los goleaban y no molestaban,… eran partidos que ganaban fácil. La situación era muy difícil, pero fue entonces cuando un directivo dijo, “señores, decía mi güela que la tortilla da la vuelta”.

El Mister comenzó a fichar jugadores que amaban la camiseta, y, poco a poco, partido a partido, ¡ostia!, el equipo empezó a alzar el vuelo. Gana dos ligas seguidas, dos Champions, y el equipo ya no era tan simpático como antes.
Llegaron aficionados de otros lares para hacerse del equipo y empezaron los problemas. Los del pueblo dijeron cuidado que estos ya no son los tontos que no ganaban a nadie y empezaron las denuncias, empezaron los jaleos. La prensa dijo que sí querían crear la Superliga… Pero Ramona dijo, tranquilos, solos estuvimos cuando no ganábamos a nadie, solos seguiremos y vamos a luchar contra los grandes trasatlánticos.

Que tengáis un buen Ecce Homo, que esto parece que poco a poco va mejor. Disfrutad de la coronación, del gochu, del domingo y de la comida campestre del lunes.

Más que un club, más que un bar.

Comparte en: